Enfermedad de Chagas. Causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es la enfermedad de Chagas?

La enfermedad de Chagas también llamada Mal de Chagas o Chagas Disease es una de esas enfermedades olvidadas que fue descubierta en el año 1909 por el médico de origen brasileño, Carlos Chagas. Esta provocada por un parásito llamado Trypanosoma cruzi, y al igual que la enfermedad del sueño, se transmite a los animales y seres humanos a través de la picadura de un insecto reduvio.

Un reduvio, es un insecto hemíptero perteneciente a la familia de las chinches y son conocidos por sus costumbres predadoras sobre otros insectos. Por eso se las conoce coloquialmente, “chinches asesinas” o la vinchuca. Su principal foco de acción es en zonas pobres y rurales de América del sur (Argentina entre otras) pero la inmigración, como en otros muchos casos, la ha llevado también a zonas urbanas.

La enfermedad de chagas es transmitida por la vinchuca

Desde América latina hasta los E.E.U.U., la enfermedad se ha ido extendiendo por toda América. Se calcula que sobre unos ocho millones de seres humanos están infectados y la mayoría no es siquiera consciente de este hecho, siendo este hecho un problema de salud pública. De no llegar a tratarse, esta infección, chagas disease, puede ser permanente y mortal.

Causas de la enfermedad de Chagas Mazza

Hay varias formas de infección. En aquellas zonas endémicas la principal causa de contagio es por la picadura de aquellos insectos que previamente han sido infectados al picar a personas o animales. El parásito trypanosoma cruzi pasa a las heces y al llegar la noche y picar al ser humano, el insecto además de alimentarse de la sangre, defeca en ella transmitiendo así el parásito. Otras vías de infección son:

  • Por transfusión sanguínea.
  • Transmisión congénita, en la cual una madre pasa el parásito al bebe.
  • En los trasplantes de órganos.
  • A la hora de ingerir alimentos que puedan estar contaminados por las heces del insecto infectado.
  • Por un accidente mientras se manipulan muestras contaminadas en un laboratorio.

Imagen de la vinchuca que transmite el mal de chagas

El contagio del Trypanosoma cruzi nunca se da en aquellos casos de contacto físico con una persona o animal portador, ni por el aire como otras enfermedades. En los casos con lactantes no se han detectado y se consideran fuera de peligro. Pero si se diese el caso de que la madre tuviese sangre en la leche por heridas o grietas en los pezones. En ese caso hay que extraerla y deshecharla hasta que los pezones estuviesen curados y libres de sangrados.

Usted como portador puede residir en cualquier lugar del planeta y hay que tener claro que la infección por la picadura de insectos se limita únicamente al continente americano, principalmente en América del sur. Se tiene constancia de algunos casos de infección por insectos (vectores) en el sur de Estados Unidos.

Sintomas de la enfermedad de Chagas

Casi toda la información existente proviene de aquellas personas que siendo niños fueron infectados por los insectos (vectores). Los síntomas y gravedad de la enfermedad varían en función de a que edad se ha contraído, de que forma, y por supuesto con que cepa del parásito de cruzi está infectado.
La enfermedad de chagas tiene dos fases bien diferenciadas que vamos a explicar a continuación. Estas son:

La fase aguda

Es aquella que se concentra entre las primeras semanas o meses, támbien se le llama periodo agudo. Es frecuente que el enfermo no sea consciente de que está enfermo pues no se muestra ningún síntoma o estos son muy leves y fácilmente atribuibles a cualquier otra dolencia. Tener fiebre, dolores musculares, poco apetito, vómitos o diarreas son algunos de ellos.

Si se realiza una exploración física, se puede apreciar un pequeño aumento o hinchazón del bazo o el hígado así como ganglios inflamados. Estos signos son comunes a muchas enfermedades parasitarias. Pero por suerte existe un síntoma muy reconocible de la enfermedad y este es la hinchazón de los párpados en el lado de la cara donde se haya producido la picadura del insecto.

Estos síntomas suelen desaparecer por si solos en poco tiempo y si no han sido tratados, la infección perdurara.

Imagen de la fase aguda síntoma del mal de chagas

En esta fase es muy raro que haya muertes pero un pequeño porcentaje de niños lo hace a causa de la inflamación del musculo del corazón o por meningoencefalitis en el cerebro. También puede ser peligrosa en aquellas personas con el sistema inmunológico debilitado, ya sea por una enfermedad como el SIDA o por estar recibiendo quimioterapia.

La fase crónica

En esta fase de la enfermedad los síntomas de la infección pueden permanecer ocultos durante muchos años o incluso toda la vida convirtiendose en una enfermedad crónica. Esto no impide que puedan presentarse algunos problemas derivados de la enfermedad.

Uno de los problemas son los relacionados con el corazón. Miocardiopatia, también llamada miocardiopatía chagásica, arritmias, insuficiencia cardiaca o muerte súbita pueden llegar a presentarse en esta fase. Y por otro lado están los problemas intestinales como el agrandamiento del esófago y el colon, que acarrean bastantes complicaciones con la alimentación y las heces.

Diagnostico y tratamiento de la enfermedad de Chagas

Ante la sospecha de haber contraído la enfermedad vaya a su centro médico, donde tras un examen físico, le harán una serie de preguntas relacionadas con el origen del contagio que permitirá un diagnóstico tratamiento. A continuación se le realizara un análisis de sangre.

El análisis es más efectivo en la fase aguda o periódo agudo pues ahí el parásito está en movimiento y es más fácil de detectar al microscopio. Si los resultados dan positivo, se le realizará un electrocardiograma para comprobar la actividad del corazón. Tras esto será derivado a un especialista para que le realicen mas pruebas y pueda empezar con el tratamiento adecuado.

Para el tratamiento existen dos vías a seguir.

Una la antiparasitaria. Donde se busca acabar con el parásito. Y otra la sintomática. Que consiste el controlar la infección para evitar mas daños. Este tratamiento es beneficioso para aquellas personas que ya presentan problemas cardíacos o intestinales.

Prevención de la enfermedad de Chagas

En la actualidad no existen vacunas ni medicamentos para prevenir el mal de Chagas o chagas disease. Por norma general, el insecto que propaga la infección suele habitar durante el día en el interior de las paredes de casas rurales, viejas o mal construidas donde encuentran hueco y refugio para a continuación, cuando anochece, salir a alimentarse de las personas que duermen en el interior.

Si usted duerme en una habitación de hotel donde la construcción es buena y tienen aire acondicionado, el riesgo de infección es mucho menor. Como medida preventiva se suelen rociar las paredes de la vivienda y las mosquiteras con un insecticida de larga duración.

En este ámbito, la doctora española Pilar Mateo ha ayudado mucho a la lucha del mal de chagas diseñando un tipo de barniz repelente que ayuda a prevenir la formación de colonias de chinches en las viviendas.

También es importante el uso de ropa adecuada y la aplicación de repelente para insectos siempre es una costumbre muy recomendable de seguir. Y no olvidar otras posibles vías de contagio como la sangre o los alimentos.

Imagen aplicando insecticidas para prevención del mal de chagasImagen de mal de chagas tratamiento de prevencion

Se ha comprobado que mejorar las viviendas y hacer uso de los insecticidas disminuye considerablemente la propagación de esta enfermedad. La comprobación de las donaciones de sangre buscando los parásitos, es otra herramienta muy eficaz en la prevención de la enfermedad. Controles de los órganos a trasplantar y detección precoz de los casos congénitos también ayudan a prevenir estas enfermedades olvidadas.

Si te ha gustado este artículo, quizás te gustaría leer:

4 Comments

  1. agustina
  2. Sara maldonado maldonado